Palermo

Rutas relacionadas

Puntos de interés relacionados

Capital de Sicilia, Palermo es la quinta ciudad de Italia por dimensiones y población, después de Roma, Milán, Nápoles y Turín. Ya en la mitad del siglo XII, el geógrafo árabe Edrisi escribía, subyugado por la belleza que veía: «Primera en orden es Balarm (Palermo), la hermosa e inmensa ciudad, el máximo y espléndido lugar, la más amplia y extensa metrópolis del mundo, la ciudad ornada de tanta elegancia que al narrar sus glorias no se terminaría jamás». Paseando por Palermo nos encontramos en un universo de contrastes: lujo y miseria en igual medida. Por un lado, espectaculares cúpulas y soberbios campanarios y, junto a ellos, viejas habitaciones resquebrajadas por la decadencia y por el abandono; grandes y magníficas avenidas palpitantes de vida y llenas de refinadas tiendas, y un laberinto de callejuelas características y humildes con la ropa tendida en los balcones; barrios antiguos y nobles llenos de historia y otros insignificantes, invadidos por la moderna edilicia. Palermo es una joya cubierta del polvo de la historia, de las desgracias que han reportado los desastres naturales en forma de terremotos y del lastre que han provocado la especulación inmobiliaria, la miseria y el paro, o los crímenes de la mafia. Pero si obviamos estos apuntes que no explican la totalidad de la realidad palermitana, nos encontraremos con una asombrosa ciudad, repleta de piedras con historia, una amalgama de retales que forman el gran puzle de estrellas que brillan en Palermo.