Monumento Natural Hoz de Beteta y Sumidero de Mata Asnos

La hoz de Beteta es la principal maravilla de la población homónima. Entre acantilados verticales de más de ochenta metros de altura, el río Guadiela se sume en aterradoras cortaduras, flanqueadas por una vegetación lujuriante. Centenares de especies crean una atmósfera de sombra y humedad a los pies de los farallones, donde anida una nutrida buitrera. La hoz de Beteta es accesible por su Paseo Botánico, recorrido senderista de una hora de duración en el que es posible identificar algunas de las especies de flora más peculiares de la zona: encinas, enebros, pinos, arces, fresnos, sauces, avellanos y algún tejo, así como numerosas plantas aromáticas. Todo ello en un paraje natural verdaderamente único.