Monumento Natural Nacimiento del río Cuervo

Situado junto a Vega del Codorno se halla uno de los parajes más bellos de la serranía y una visita imprescindible para contemplar el manantial que surge entre roquedales y musgos del que nace el río Cuervo. Una excursión que no puedes dejar de realizar si visitas esta provincia. Para llegar al nacimiento es necesario caminar aproximadamente una hora por los senderos, que están marcados y que siguen paralelos al curso del río, pasando a través de cascadas, manantiales y pozas de agua cristalina. Es difícil explicar la sensación que se siente oyendo el agua que va brotando en este rincón tan espectacular que parece sacado de un cuento de hadas. Si sigues caminando, al final del sendero encontrarás la gruta de donde el agua emana a chorros.y se precipita desde altas cornisas dando lugar a formaciones caprichosas de belleza espectacular. El acceso hasta el enclave del nacimiento del río Cuervo puede realizarse a través de tres itinerarios diferentes. El sendero del Nacimiento del Río Cuervo es un recorrido circular de unos 1,5 kilómetros de longitud que permite visitar las cascadas a unos 300 metros del inicio y el propio nacimiento del río a unos 700 metros. El sendero de la Turbera comienza 150 metros antes del nacimiento y recorre unos 1.500 metros atravesando una turbera calcárea que finaliza en el aparcamiento. Finalmente, el sendero del Pinar consiste en un itinerario balizado de once kilómetros al que se accede por el sendero anterior y recorre el pinar de pino silvestre que rodea este espacio, ofreciendo unas buenas vistas panorámicas.