Medina del Campo

Esta es sin duda una de las localidades más importantes en la vida de Isabel de Castilla. Pese a que su padre se la legó en testamento, no fue suya hasta 1467, año en que su hermano Alfonso le dona la Villa y las alcabalas de sus dos ferias. En 1468 Gonzalo Chacón tomó posesión en nombre de la princesa Isabel del palacio y de la torre de la Mota, convirtiéndose así Isabel en Señora de Medina. Los Reyes Católicos pasaron grandes temporadas en la villa y en sus últimos años, hasta el día de su muerte, el 26 de noviembre de 1504, fue su residencia habitual. Medina del Campo está situada al sur de la provincia de Valladolid de la que, con sus más de veinte mil habitantes, es la mayor población. Sus orígenes se remontan a la época prerrománica, aunque su época de esplendor fue la Edad Media, cuando acogía famosas ferias y mercados. Para visitar los tres monumentos principales se puede sacar una entrada que incluye visita guiada general al castillo, entrada libre al palacio Real Testamentario y visita guiada a la torre de la colegiata de San Antolín.