Alcalá de Henares

Alcalá de Henares fue la primera ciudad universitaria concebida como tal que existió en el mundo, sirviendo de modelo para otros centros de Europa y América. Creerás estar en el siglo XVI mientras recorres su calle Mayor, los patios renacentistas de su Universidad centenaria (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con el recinto histórico de la ciudad), o sus antiguos palacios y conventos. La visita a Alcalá debe comenzar por el casco histórico, donde se encuentra la calle Mayor. En el número 48 se recomienda la visita a la casa del escritor Miguel Cervantes; el lugar donde nació el creador de Don Quijote es un ejemplo de las viviendas de la época. Visita imprescindible es la Universidad creada por el cardenal Cisneros con el nombre de Colegio de San Ildefonso. La riqueza del renacimiento español en su etapa más pura se refleja en la portada, siendo con Salamanca la cuna del Humanismo. Se inició su construcción en el siglo XV y se terminó en el XVI bajo la dirección de Pedro Gumiel. Del edificio primitivo sólo se conserva el Paraninfo, con artesonado y tribuna plateresca. La fachada es lo más importante del edificio. Fue construida por Rodrigo Gil de Hontañón en estilo plateresco, siendo concebida como un retablo dividido por pilastras y columnas.