Alcobaça

En esta pequeña ciudad se encuentra uno de los tres grandes monasterios cistercienses de Portugal. En torno a él se desenvolvían todas las poblaciones de la comarca. La Real Abadía de Santa María de Alcobaça, cuyas obras de construcción se iniciaron en 1153, es uno de los grandes monasterios cistercienses de Europa. Posee la mayor iglesia del país. Aquí se encuentran los magníficos sepulcros del siglo XIV de los amantes Inés de Castro y Pedro I. En 2007 fue elegida como una de las Siete Maravillas de Portugal. Destaca también la espectacularidad del claustro del Silencio, que contribuye a resaltar el misticismo legendario que envuelve a esta abadía.