Óbidos

Este encantador pueblo es conocido como Villa de reinas porque se convirtió en una tradición que los reyes lo ofrecieran como dote a sus reinas. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su principal atracción turística es su castillo, desde cuya entrada principal se puede llevar a cabo un recorrido por las murallas medievales, de un kilómetro y medio, observando las calles empedradas con casas blancas y balcones llenos de plantas y flores. En la Praça de Santa Maria hay una bonita iglesia con el mismo nombre y, frente a ella, un pelourinho o picota manuelina.