Bañada por el Danubio y con un rico patrimonio arquitectónico, Linz fue nombrada Capital Europea de la Cultura en 2009 y distinguida como Ciudad del Arte Digital por la UNESCO en 2016. Pequeña, elegante y moderna, la ciudad se transforma al llegar noviembre en una deliciosa postal navideña ofreciendo un sinfín de posibilidades. Visitar sus diferentes Mercados de Navidad y sus belenes, disfrutar de una ópera en el Landestheather o de un concierto en el Brucknerhaus; una pista de hielo sobre las alturas de la ciudad o un paseo en barco por el navideño Danubio, te están esperando. Ven a disfrutarlo ¡

 

Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario día a día

DÍA#1 EL CORAZÓN CLÁSICO DE LINZ#Pasear por el centro de la ciudad e ir descubriendo sus elegantes tesoros es un placer en cualquier época del año pero al llegar el frío la belleza del conjunto queda realzada por una vistosa iluminación y la aparición de los entrañables mercadillos navideños. Junto al Danubio se encuentra la Hauptplatz, una gigantesca plaza desde la que se despliega el centro histórico. En sus alrededores se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad, como la Casa de Mozart, la renacentista Landhaus o la Alter Dom, la antigua catedral en la que todavía suena el magnífico órgano de Anton Bruckner. Un poco más apartadas se hallan la bucólica Martinskirche, una de las iglesias más antiguas de Austria, la nueva catedral de Mariendom y la estilizada Martin-Luther-Kirche. Es precisamente en la Hauptplatz donde se instala uno de los principales mercadillos navideños. En sus puestos se pueden adquirir todo tipo de regalos, desde delicados juguetes de madera y adornos para el árbol hasta deliciosos dulces capaces de satisfacer al más goloso. Los conciertos y la música de trompetas acompañan la visita.
DÍA#2 A LA VANGUARDIA DE AUSTRIA#La elegancia de la arquitectura clásica de Linz tiene un fiero rival. Y es que la ciudad cuenta con varios modernos edificios de estructuras casi imposibles realizadas en cristal o acero. El Ars Electronica Center, magistralmente iluminado por la noche; el Museo Lentos, que cobija una excelente colección de arte moderno; el Museo del Palacio de Linz, con espectaculares vistas sobre la ciudad; la joya de cristal del Design Center o la Hauptbahnhof, una magnífica estación de tren elegida siete veces como la más bonita de Austria, son visitas ineludibles para cualquier amante del arte contemporáneo. Tras el periplo por la cara moderna de Linz, te proponemos una visita al Jardín Botánico, donde podrás admirar 10.000 especies de plantas diferentes y un original belén realizado con flores. Y para acabar el día con un insuperable sabor de boca, ¿por qué no te acercas a un mercadillo? En el de la plaza Pfarrplatz o en el de la parroquia de St Peter encontrarás simpáticos regalos para amigos y familiares.
DÍA#3 LA MAGIA DEL DANUBIO#Ha llegado el momento del ocio. Para este día te proponemos que te abandones al placer y te olvides de las visitas culturales. ¿Qué te parece navegar por el más romántico de los ríos? Contemplando Linz desde el Danubio cual emperador o emperatriz, descubrirás el atractivo perfil de la ciudad. A continuación nada como tomar el tranvía histórico que conduce al parque zoológico y a las atracciones de Pöstlingberg para divertirse y disfrutar de unas vistas magníficas sobre Linz. Y ¿qué tal si de vuelta a la ciudad aprovechas para ver los belenes de la catedral y rematar las compras navideñas? En los jardines de Volksgarten podrás elegir entre una variada selección de productos artesanales y asistir a una pequeña obra navideña. Si viajas con niños, nunca olvidarán las Navidades pasadas en este parque.