Al viajar con niños buscamos destinos en los que puedan aprender y, sobre todo, en los que haya momentos para el juego y la diversión. Este viaje a Núremberg, con Playmobil FunPark, cumplirá con vuestras expectativas. Castillos con puentes levadizos, palacios y muros medievales, un museo de juguetes y otro del ferrocarril, el barco pirata de los Clicks, una deliciosa ciudad amurallada con un encantador casco antiguo, y diversión, mucha diversión, son los ingredientes que harán de este viaje un recuerdo inolvidable para toda la familia.¡Diversión con mayúsculas!

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 Núremberg, la capital medieval de Alemania#Arrancamos esta ruta de diversión en Núremberg, una preciosa ciudad amurallada coronada por un poderoso castillo, con un bonito casco antiguo, ideal para recorrer a pie. Núremberg, es además, un museo de historia al aire libre, una ciudad abierta, vital, moderna y cargada de planes para disfrutar toda la familia. Si alguien piensa que las grandes ciudades no tienen mucho que ofrecer a los más pequeños, es que todavía no ha estado en Núremberg. Además de su imponente castillo Imperial dominando el perfil urbano – uno de los más importantes en la Edad Media - , con su aire mágico de príncipes y princesas; las murallas y el casco antiguo repleto de encanto medieval —con una de las zonas peatonales más grandes de Europa—, podremos recorrer un entramado de angostas callejuelas a orillas del río Pegnitz, e infinidad de pasadizos subterráneos donde antiguamente se guardaba la cerveza. Para terminar bien el día, nada mejor que complacer a los niños dejándoles probar las salchichas rostbratwurst, del tamaño de un dedo.
DIA#2 Todos a jugar#Núremberg es, desde hace 600 años, la capital del juguete. Por ello, es obligada la visita al Museo del Juguete, donde los niños se divertirán toqueteando los juguetes más emblemáticos de la historia. Con innumerables piezas extraordinarias, este museo de fama mundial, muestra en una superficie de 1.400 metros cuadrados, antiguos juguetes tradicionales de madera, el mundo de las muñecas, figuritas de plomo y papel, y todo tipo de juguetes técnicos y más actuales que ilustran la historia de los juguetes desde 1945. Además, en verano se puede disfrutar de su tentador parque de juegos al aire libre. En el Museo del juguete no hace falta ser un niño para pasárselo en grande. Si los pequeños son amantes de los trenes, hay que visitar el Museo del Ferrocarril, pues aquí se encuentra una maqueta de más de 500 metros de vía y Kibala, un divertido espacio infantil de juego dedicado al tren, donde los más pequeños pueden jugar con todo tipo de trenes en miniatura, construir maquetas, disfrazarse y hasta hacer de revisor. Otro gran atractivo de la ciudad idóneo para toda la familia es su gran Parque Zoológico, uno de los más grandes y bellos de Europa. Aquí grandes y pequeños podrán descubrir 3.000 animales de 300 especies diferentes. Está perfectamente integrado en la naturaleza y no hay animales en jaulas, sino que están separados del sendero por fosos o vallas de madera. Cuenta con varias zonas de juego y una en la que los más pequeños podrán interactuar con animales de granja.
DIA#3 Aventuras con los niños en Playmobil FunPark#Para las delicias de los niños, muy cerca Núremberg, se sitúa el parque temático de los famosos juguetes Playmobil. En el Playmobil FunPark, todo es interactivo y todo se puede tocar. Este parque ofrece a grandes y pequeños numerosas atracciones protagonizadas por los populares Clicks y la oportunidad de jugar con los populares muñecos de Playmobil pero en formato grande. Múltiples actividades y escenarios invitan a los más pequeños a disfrazarse de piratas y salir a bordo de un galeón, jugar por las salas del castillo de tamaño real, cabalgar con los vaqueros, remar en el lago y hasta trepar hasta lo alto de la cascada. Aquí el aburrimiento no tiene cabida.
DIA#4 Explorar las leyes de la naturaleza#Aprovecha las últimas horas en la ciudad acercándote al Parque de los Sentidos, es un parque divertidísimo, gracias a columpios, plataformas, circuitos para andar descalzos, péndulos y carpas donde los niños y no tan niños, pueden experimentar con las texturas, distintos efectos ópticos, las formas, el agua y el viento. El parque se encuentra en medio de un gran prado conocido como Wöhrder Wiese. O si lo prefieres, aprovecha para hacer las últimas compras dando un paseo por Handwerkerhof, el Patio de los Artesanos, un espacio poblado por tiendecitas de artesanías lleno de encanto. Al pasear por este pintoresco barrio, tendrás la oportunidad de degustar platos típicos de Franconia y observar el trabajo de los artesanos en sus talleres. Entre ellos, se pueden ver vidrieros, fabricantes de muñecas, curtidores y herreros.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.