Lisboa es una de las pocas capitales europeas que aún conserva todo el encanto de otros tiempos. Cantada por sus poetas y alabada por su luz, la ciudad reivindica su pasado en cada calle, en cada fachada, en cada rincón, donde casi siempre resuena un fado. Cerca, Sintra, Estoril y Cascais, poblaciones de porte aristocrático, atesoran junto al océano el legado de los tiempos del Imperio. Una ruta sembrada de alicientes de primera magnitud, que cautiva sin proponérselo.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1-3 Lisboa, decadencia y modernidad#Sugestiva mezcla de un pasado glorioso, ya remoto, y una modernidad transformadora, Lisboa es una ciudad de contrastes. Sus barrios tradicionales, como Alfama o Chiado, poseen un dulce aroma de decadencia que aparece en los balcones con la ropa tendida y en los azulejos desconchados de sus paredes que se resisten al paso del tiempo. La parte moderna, con la avenida da Liberdade, el Parque das Nações y el puente Vasco de Gama, reclaman un lugar en el presente. Podrás recorrerla y descubrirla fácilmente siguiendo los consejos de nuestra Guía de la ruta. La Torre de Belén, el monumento a los Descubridores, el Monasterio de los Jerónimos, el barrio de Alfama o el castillo de San Jorge son sólo algunos de los lugares imprescindibles en la visita a la capital portuguesa. Noche en Lisboa
DIA#4 La elegancia de la costa#El entorno maravilloso de Sintra custodia como un tesoro los palacios de esta ciudad monumental, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Sintra es como una creación divina, la belleza, la magia y el misterio envuelven esta ciudad que sin duda seduce a todo visitante. Las salvajes aguas del Atlántico acompañan nuestro viaje hasta el impresionante Cabo de Roca, el punto geográfico más occidental del continente europeo. Podrás acercarte a los aristocráticos centros de veraneo de Estoril y Cascais, cuyo principal atractivo es su gastronomía a base de pescado, como el bacalao a las natas, o los deliciosos dulces traveseiros y queijadas; y el evocador Palacio de Queluz, considerado el versallés portugués. Un recorrido lleno de joyas naturales y monumentales. Noche en Lisboa
DIA#5 Évora, antigua sede de la Corte portuguesa#La ruta culmina en Évora, uno de los lugares más bellos de Portugal. Son innumerables los atractivos que podrás descubrir en esta ciudad-museo, entre los que destacan el antiguo palacio del arzobispo, la catedral y el templo romano del siglo I dedicado a la diosa Diana. Podrás recorrerla fácilmente a pie siguiendo los consejos e itinerarios de nuestra Guía de la ruta. Te sorprenderá tanto la praça do Giraldo, el corazón medieval de Évora, como la parte monumental que encontrarás tras ascender por la Rua 5 de Outubro.{more}Ciudad de postal donde las haya, Lisboa es un regalo para el visitante en cualquier época del año. Iluminados por una mágica luz proveniente del Atlántico, sus blancos pavimentos y sus bellos mosaicos nos retrotraen a una época en la que la capital lusa gobernaba medio mundo. Los tranvías, silenciosos, se deslizan por los emblemáticos barrios de Bairro Alto o Alfama, contemplados desde los miradores de Graça o Santa Lucia por boquiabiertos visitantes. En las afueras, Belem custodia uno de los más románticos monumentos del país: el monasterio de los Jerónimos. La voz de Fernando Pessoa, el más grande de los poetas lisboetas, resuena todavía en los elegantes cafés del centro. Su escultura permanece sentada junto a una silla vacía en la terraza de A Brasileira, dicen que castigada a esperar eternamente por lo mucho que siempre hizo esperar a sus amigos. La ruta en coche por Lisboa sigue hasta la villa de Sintra, a la que Byron tildara de glorioso edén. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, cobija preciosos tesoros arquitectónicos, entre los que destaca la Quinta da Regaleira o el Palacio da Pena. Desde el faro del Cabo de Roca, el más occidental de Europa, las puestas de sol son de una belleza salvaje. La costa portuguesa muestra su esplendor en Cascais, una antigua villa de apenas treinta mil habitantes. Asomada a una espléndida bahía, durante los años treinta del siglo pasado fue lugar de veraneo de la jet set europea. Por aquí pasaron los Onassi, los Renault y la familia real española, que residió en Estoril durante su exilio. En la actualidad es un animado centro turístico que conjuga el atractivo de su importante patrimonio arquitectónico con las facilidades para la práctica de deportes náuticos y el golf.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.