Stuttgart

Stuttgart, capital de la región Baden-Württemberg, es hoy uno de los centros económicos e innovadores más potentes del mundo, con las sedes de multinacionales tan conocidas como Bosch, Daimler, Porsche, Hewlett Packard o IBM. A la ciudad de Stuttgart se le atribuye su crecimiento cuando el conde de Liudof instaló allí las cuadras de su propiedad (el nombre de Stuttgart tiene su origen en la palabra Stutengarten, que significa yeguada); todo ello mucho después de que en el barrio más antiguo, Cannstatt, se asentara la primera ciudadela romana. Desde entonces la ciudad es actualmente un potente centro económico y de innovación que cuida con mimo y respeto las zonas verdes, que hacen aún más apacible esta ciudad, cuna de la automoción. Stuttgart es una de las ciudades más verdes de Europa. A ello contribuyen no sólo los inmensos bosques que se encuentran en esta ciudad, sino también los numerosos parques y jardines que recorren la misma. La llamada U Verde está compuesta por ocho kilómetros de parques que se extienden desde los Jardines del Palacio, pasando por el parque Rosenstein, hasta llegar al parque Killesberg. Con sus enormes árboles, amplias zonas con césped, lagos, fuentes, zonas de juegos para los niños, y mucho más, estos parques constituyen un verdadero oasis para los visitantes y habitantes de Stuttgart.