Tours

Rutas relacionadas

Puntos de interés relacionados

Ciudad acogedora, animada y atractiva, Tours es una rica heredera de la historia medieval y renacentista de Francia. Rodeada por el río Loira y su afluente, el Cher, Tours albergó el gobierno francés en dos momentos críticos de su historia: durante la guerra franco-prusiana, en 1870, y a comienzos de la Segunda Guerra Mundial, en 1940. Coronada con la distinción de Villa de Arte e Historia, Tours es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Antigua ciudad galo-romana convertida durante los siglos XV y XVI en capital del reino de Francia, conoció entonces un extraordinario desarrollo artístico y arquitectónico, legándole un patrimonio que ha sabido preservar hasta hoy en día. La ciudad cuenta con cerca de 150 monumentos protegidos, en particular la plaza Plumereau, casco medieval de la vieja ciudad donde las terrazas de los cafés y restaurantes son punto de encuentro de estudiantes y turistas de todas las nacionalidades, y un lugar ideal para disfrutar de los excelentes vinos blancos de la región, como los de Vouvray. Esta ciudad, cuyo barrio medieval es un modelo de renovación y animación, simboliza el «arte de vivir», celebrado por numerosos escritores y personajes ilustres de la historia de Francia. De la catedral de St-Gatien a la basílica de San Martín, pasando por el Castillo Real, que acoge durante todo el año exposiciones de gran envergadura, el sector protegido de Tours camina a través de las calles típicamente medievales bordeadas de casas de paredes de entramado de madera y de edificios prestigiosos. Tours tiene dos núcleos principales: por un lado el barrio Plumereau y, por el otro, la zona alrededor de la catedral gótica de Saint-Gatien, junto al viejo castillo y al magnífico Museo de Bellas Artes.