Zermatt

Zermatt está ubicado a los pies del Matterhorn. Su desarrollo turístico está estrechamente vinculado con una de las montañas más famosas del mundo. Es un centro de vacaciones libre de automóviles que ha logrado mantener su carácter originario y que ofrece posibilidades de paseo y excursión casi ilimitadas. Este encantador pueblo de cuento de hadas está cerrado al tráfico, por lo que tendrás que dejar tu vehículo en un aparcamiento de pago en el pueblo vecino de Täsch —a unos 5 kilómetros— y acceder en tren. Zermatt es, con sus casas de madera de arquitectura típicamente montañesa, uno de los pueblos más hermosos de los Alpes. Aquí la actividad principal es el excursionismo o senderismo, que en esta zona permite acceder a grandiosos puntos panorámicos desde donde podemos obtener maravillosas vistas. El creciente turismo del siglo XIX hizo que se construyesen trenes de montaña, teleféricos y otros medios de transporte, todos ellos verdaderos prodigios de la ingeniería, que hacen accesible para cualquiera las grandes cumbres y paisajes de la zona.