Oslo

Rutas relacionadas

Puntos de interés relacionados

La capital de Noruega, con una población que apenas sobrepasa los 600.000 habitantes, es el centro político, económico y cultural del país. Fue fundada a principios del siglo XI por el rey Harold Hardråde, pero no adquirió la condición de capital hasta 1314 bajo el reinado de Haakon V, el monarca que ordenó construir el castillo de Akershus. En 1624, tras un terrible incendio, el rey Cristián IV trasladó la ciudad junto al castillo de Akershus y le cambió el nombre a Cristianía. La nueva ciudadela era de corte renacentista, con amplias calles y casas de piedra para evitar nuevos incendios. Entre 1513 y 1814, Noruega estuvo subyugada a la corona de Dinamarca y cuando consiguió la independencia empezó su recuperación económica, que ya no pararía de mejorar hasta los tiempos actuales. El siglo XIX fue esplendoroso para Oslo: se construyeron importantes edificios como el palacio Real o el teatro Nacional, se creó la primera universidad del país y se amplió la ciudad con nuevos barrios. A principios del siglo XX se empezó a construir el Ayuntamiento, edificio que fue acabado tras la Segunda Guerra Mundial y que actualmente acoge la ceremonia de entrega de los premios Nobel. El museo de Edvard Munch (Munch-museet) reúne un gran número de pinturas, grabados y dibujos legados por el pintor a la ciudad de Oslo. También se exhiben objetos personales del artista y se organizan exposiciones temporales que muestran al público la amplitud de su obra, así como proyecciones, visitas guiadas o conferencias.