Carcasona

Esta es la mayor ciudadela medieval conservada en Europa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dividida históricamente en dos, la conocida ciudad de los cátaros fue sede de dos iglesias enfrentadas: la católica de Roma y la cátara, a la que el papado consideró herética. La ciudad de Carcasona se compone en realidad de dos partes separadas por el río Aude: la Ville Basse o parte nueva, y la Cité o Ciudad Medieval, recinto amurallado que está en lo alto de una pequeña colina. Forman la ciudadela 52 torres y dos fortificaciones concéntricas que totalizan tres kilómetros de murallas. La entrada más clásica es la barbacana de San Luís, en cuyo frontal se encuentra el busto de Dama Carcas, la princesa sarracena que defendió la ciudad contra Carlomagno.

Carcasona es un auténtico museo medieval al aire libre. Paseando por sus arcos, sus calles adoquinadas, sus murallas y sus torres, te sentirás transportado a la Edad Media.