Vielha

La capital del valle de Aran, situada en la confluencia de los ríos Nere y Garona, se ha convertido en un importante centro comercial con tiendas de deportes, productos delicatessen, bares de tapas, restaurantes, etc. En el centro, la iglesia de la de Sant Miquel en cuyo interior veremos una talla románica de Cristo de Mijaran que formaba parte de un conjunto escultórico.

Pero Vielha tiene otros lugares que no hay que perderse además de su pequeño per agradable casco antiguo: el Museo Etnológico, la casa señorial Ço de Rodès y el Museo de la Lana. La Torre del general Martinón es una casa del siglo XVII con interesantes ventanas renacentistas, que actualmente acoge el Museo Etnológico, donde el visitante descubrirá la apasionante historia de Val d’Aran.

Ço de Rodès es otra casa señorial, situada también en la calle Mayor, junto al Museo, que sido restaurada hace poco. Unas calles más arriba, siempre en el casco antiguo de Vielha, hay otro edificio histórico, el Museo de la Lana, en el que se puede ver una tejedora Mülle Jenny, que fue clave en los talleres textiles durante la Revolución Industrial, y que muestra el auge que tuvo este sector en Val d’Aran durante el siglo XIX.