Valls

Rutas relacionadas

Puntos de interés relacionados

Valls, la capital del Alt Camp, aún mantiene en su casco antiguo la estructura de cuando fue ciudad amurallada En la plaza del Blat, porticada, hay el Ayuntamiento con una fachada de finales del siglo XIX y la escultura dedicada a los Xiquets de Valls, una de les colles castelleres del lugar. En esta plaza se celebran los tradicionales encuentros donde se levantan estas torres humanas que llegan hasta los diez pisos. La cercana plaza del Oli también está porticada, mientras la calle de la Cort nos lleva hasta la plaza del Pati donde se levantaba el antiguo castillo del arzobispo, ahora recuperado como edificio público. En esta misma calle se encuentra la Casa Sanglas neoclásica y la pequeña capilla del Roser de fachada renacentista, que conserva dos magníficos paneles de azulejos vidriados, de 1605 que ocupan ambos laterales del templo donde se representan escenas de la batalla de Lepanto.

Todo este entramado de plazas y callejuelas forma el casco histórico, en el que destaca la iglesia arciprestal de San Juan Bautista de estilo gótico tardío con fachada renacentista. En su interior se conservan bellos retablos barrocos. Otro edificio importante es el Teatro Principal. Construido a mitad del siglo XIX es el segundo más antiguo de Cataluña. Teatro del tipo conocido como “a la italiana” después de una profunda remodelación se ha vuelto a poner en funcionamiento Valls es la ciudad de las plazas y placitas y no sólo en su casco antiguo donde paseando descubriremos típicos rincones –Plaça dels Alls, Plaça de Sant Jordi, Plaça de les Escudelles…– sino también en el Valls más moderno que se articula alrededor del Passeig de l’Estació con las cercanas plazas del Torrent del Tint, de la Torratxa, Francesc Layret, etc, siendo la Plaça del Pi la más céntrica y donde, a lo largo del tiempo se han desarrollado todos los acontecimientos de la ciudad.

De todo el calendario festivo hay dos celebraciones que tienen un notable interés en la ciudad. Se trata de la Fiesta de Els Tres Tombs que tiene lugar por san Antonio (en el mes de enero), en la que se bendicen animales y se rememora el oficio de los arrieros. En cada edición participan más de 350 caballerías, muchos carruajes y grandes carros cargados de mercancías que, recordando antiguas épocas, recorren varias calles del centro histórico de Valls. La otra celebración que llena de gente las calles y plazas de la ciudad es la Fiesta de la Calçotada que tiene lugar normalmente el último domingo de enero, en la que todo gira alrededor de este producto tan popular en estas tierras. Concursos a ver quién engulle más calçots en un tiempo determinado, de salsas, forma de cocerlos, etc