Lucerna

Se trata de una moderna ciudad medieval situada en un paisaje singular, casi único, dominado por el célebre lago de Lucerna y cobijada por la grandeza y presencia de los Alpes. Ubicada ante un impresionante panorama alpino, según cuentan, la villa debe su nombre a un ángel que iluminó su emplazamiento. Esta localidad de origen romano, puerta de entrada a la Suiza central, reluce como una de las más hermosas de Suiza. Lucerna es una ciudad mágica, realmente bonita, lo suficientemente pequeña como para conocerla paseando a pie sin ninguna dificultad. El río Reuss divide la localidad en su fluir hacia la costa noroeste del lago. A ambos lados del río se erigen pequeñas plazas medievales donde se agrupan casas típicas suizas, casas de madera con colores vistosos. El casco antiguo está completamente cerrado al tráfico para facilitar la visita.