Harder Kulm

La mejor manera de tener una perspectiva de toda la región del Jungfrau y ubicar tus siguientes destinos es subir al mirador de Harder Blum, una pequeña excursión con grandes recompensas. Para llegar al mirador hay que tomar un funicular que parte de la estación de Interlaken Ost y sube 735 metros a través del bosque, pasando junto a la reserva de caza. Arriba te espera la plataforma panorámica de los dos lagos y un bonito restaurante, con pequeña torre y tejado rojo. Desde aquí, y a 1.322 metros de altura, podrás observar Interlaken, las montañas Eiger, Mönch y Jungfrau, el lago de Thun y lago de Brienz. El Harder Kulm también es punto de partida para excursiones por la montaña, como la que conduce hacia el Augstmatthorn o la del sendero del bosque que lleva de vuelta a Interlaken. Los visitantes con espíritu deportista pueden optar por subir y bajar caminando por el sendero o realizar un trayecto a pie y otro en funicular.