Cascadas Trümmelbachfälle

A unos veinte kilómetros de Interlaken y que, adentrándose en el valle, pasará por la famosa cascada Staubbach, de 300 metros de altura, y llegará al espectacular salto de Trümmelbachfälle, única caída de agua de glaciar que se encuentra en el interior de una montaña. La garganta glaciar más salvaje de Europa y las cataratas subterráneas más grandes no se aprecian a primera vista: las diez cascadas del arroyo Trümmelbach, cerca de Lauterbrunnen, se hallan escondidas detrás de paredes rocosas. Antaño, cuando aún no era accesible, se escuchaban solo los misteriosos truenos en el interior de la montaña. De ahí su nombre Trümmelbach: arroyo de tamborileo. Hoy en día puedes llegar a este impresionante arroyo subterráneo mediante un ascensor, galerías, túneles, caminos y plataformas. Por este torrente bajan las aguas bravas del deshielo de los glaciares del Eiger, del Mönch y de la Jungfrau hasta el valle.