Stanserhorn

Con sus 1.898 metros de altura, el Stanserhorn forma parte de los top ten de las montañas suizas. Las vistas desde la cima son espectaculares pero, sin duda, lo mejor es el trayecto que conduce a ella. El viaje comienza subiendo a un bello funicular de madera con los vagones abiertos que conduce desde Stans hasta una estación intermedia en la que se toma un modernísimo teleférico, el CabriO. Desde esta increíble cabina voladora, con el techo abierto y los cables situados en el lateral para no entorpecer la vista, se alcanza la cima de la montaña. Allí te espera el restaurante rotatorio Rondorama, construido en el año 2001, y unas vistas que abarcan hasta Alsacia, Francia y la Selva Negra, en Alemania. Si te interesa la naturaleza, los guardabosques te ayudarán amablemente a identificar tanto las flores como las montañas que te rodean Desde este privilegiado mirador podrás divisar el monte Pilatus, el Bürgenstock, el Rigi , el Mythen, el Säntis, el Tödi, el Uri Rotstock, el Titlis y hasta los Alpes berneses.