Cataratas del Rin

Las cataratas del Rin o el lago Constanza son lugares donde la naturaleza vuelve a cobrar su merecido protagonismo. Los pueblos que se articulan por sus alrededores tienen muy en cuenta la fuente de recursos que suponen y los utilizan con respeto. Visitar estos lugares es una oportunidad para caminar, descansar y disfrutar de los encantos que ofrecen sus gentes y poblaciones. Las cataratas del Rin en Schaffhausen es el salto de agua más grande de Europa. Podrás pararte a sus pies y sentir el estrépito del agua en todo el cuerpo. Hace más de 15.000 años, el Rin cambió su lecho a un nuevo cauce y en el límite entre las duras calizas y las gravas más blandas surgió la catarata del Rin. El salto tiene una anchura de 150 metros, desde donde se precipitan con escándalo varios cientos de metros cúbicos de agua por segundo a una profundidad de 23 metros. En medio, una roca enorme que ha desafiado a la erosión desde hace milenios invita a los más atrevidos a presenciar el espectáculo. La ruta continuará hacia el lago Constanza, que resplandece frente al panorama de la cadena de los Alpes.