Tren Gornegrat

Rutas relacionadas

El tren cremallera que va desde la estación ferroviaria de Zermatt a Gornergrat, a 3.089 metros de altitud, permite contemplar de frente el Cervino y los glaciares del Monte Rosa en un trayecto que dura 45 minutos. Una vez en la estación de Gornegrat el espectáculo visual es indescriptible, con más de una veintena de montañas que superan los cuatro mil metros: los picos gemelos Castor y Pollux o el Monte Rosa, el glaciar del Gornegrat... En las montañas y valles que nos rodean en ese momento viven más de mil especies florales diferentes. Lo ideal para disfrutar de una agradable pero no cansada jornada de alta montaña es bajar andando hasta el precioso lago de Riffelsee (2.757 metros) en el cual, si hace buen día, podrás deleitarte con el reflejo del Matterhorn en sus aguas, y desde aquí volver en tren desde alguna estación intermedia como Riffelberg, a media hora del lago. El descenso es muy sencillo y se puede hacer incluso con niños pequeños. Cabe también la posibilidad de seguir bajando hasta Zermatt (1.620 metros), con lo cual habría que añadir 900 metros más de desnivel de bajada.