Dinant

La ciudad de Dinant, una de las localidades más bonitas de Valonia, ofrece una imponente panorámica, pues se alza frente a un gran peñasco y se refleja en las aguas del río: una imagen que emociona, día tras día, a innumerables visitantes.

Esta pequeña joya —encastrada entre el cauce del río Mosa y los macizos rocosos de las Ardenas— está coronada por una imponente Ciudadela, que se alcanza en funicular o subiendo la escalera de 408 peldaños. Desde la cima, se puede contemplar el Mosa y uno de los Valles más hermosos de Bélgica. A sus pies, la Colegiata de Notre Dame, con su monumental vidriera de tonos azules, considerada una de las más grandes de Europa. Dinant es conocida como la «hija del río Mosa», ya que está construida a los pies de dicho río. Aquí nacieron Adolphe Sax (1814-1894), inventor del saxófono, y el abad Pier (1910-1969), premio Nobel de la Paz en 1958. .

Dinant es una pequeña ciudad que se descubre fácilmente a pie. Sus calles rinden homenaje al saxofón con múltiples detalles vinculados a este instrumento. Una buena manera de iniciar el paseo por ella es atravesando el curioso puente Charles de Gaulle, en el que saxos de gran tamaño y de muchos colores forman parte de su bello conjunto.No dejes de probar la famosa couque, una galleta a base de harina, miel y azúcar que elabora la familia Jacobs desde 1860.

El mejor final para la visita a la ciudad es pasear en barco (a partir de abril) por el Mosa desde esta localidad y, así, descubrir un paisaje encantado de farallones, bosques y prados interrumpidos por mansiones y abadías románicas.