BOSQUE DE SPREEWALD

La reserva natural de Spreewald, a 100 kilómetros al sureste de Berlín, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1990. Es un bosque de casi 300 kilómetros cuadrados recorrido por senderos, el río Spree, canales y más de 300 arroyos.

Esta región, similar a una especie de Venecia verde, ocupa el emplazamiento de un antiguo bosque cenagoso. Numerosas aves acuáticas y especies de flora conviven en este hábitat, un laberinto de ramales de agua y pastizales que alcanza su máximo esplendor en primavera y otoño. Su originalidad radica también en su población de minoría suaba, muy apegada a sus tradiciones y a su lengua. Este paisaje esconde granjas, cafés y cabañas de madera integradas en el entorno, y, todavía hoy en día, en ocasiones el correo se entrega en barcas de madera. Ahora, 25 años después de la caída del muro, la reserva de la biosfera celebra su 20 aniversario.

Su «capital» es Lübbenau, que cuenta con un bonito casco antiguo. Desde su embarcadero salen las excursiones en barca para acceder al corazón de este frondoso paisaje, en el que solo el murmullo al deslizarse por el agua y los cantos de las aves rompen el silencio.