Kilkenny

Kilkenny es una ciudad medieval cautivadora. A orillas del Nore, Kilkenny, capital del condado, es la ciudad medieval más importante de Irlanda. Una ciudad que funde historia medieval y vida moderna cosmopolita, repleta de una energía especial y una historia fascinante. Es una de las ciudades más turísticas de Irlanda, visitada tanto por foráneos como por los propios irlandeses. El castillo y la catedral, sus dos atractivos más importantes, dominan por ambos lados el centro de la ciudad, cuyas estrechas callejuelas han conservado su trazado medieval (la Oficina de Turismo organiza visitas a pie).

Su herencia histórica, cuidadosamente conservada, con sus edificaciones admirablemente restauradas, se completa con una fuerte tradición artística. Su castillo normando y su rica arquitectura medieval son el escenario de la vida social de sus habitantes. La mejor manera de conocerla es pasear por sus hermosas callejuelas llenas de encantadoras tiendas y preciosas casas. Otros lugares a tener en cuenta son la abadía Negra (Black Abbey), una iglesia dominica fundada en 1225 por el conde de Pembroke y restaurada posteriormente; el Hoban Memorial, un edificio construido en el año 2008 para recordar al arquitecto de la Casa Blanca; o la Rothe House, el único ejemplo existente de la casa de un comerciante del siglo XVII en Irlanda.