Cartuja de Escaladei

Rutas relacionadas

Hace muchos años, los vinos del Priorat no tenían ni mucho menos el prestigio que han alcanzado en la actualidad. El elevado grado hacía que muchas veces se utilizaran para mezclar con vinos de otras regiones. Fue hace unos 25 años, cuando unos visionarios pero con mucha experiencia en el mundo del vino -entre los que había René Barbier y Álvaro Palacios-, decidieron apostar por esta región vinícola.

De todos es sabido que la mayoría de viñedos en el Priorat se cultivan en terrazas; estas características y el terreno de pizarra hace que salgan unos vinos muy estructurados que en poco tiempo se han ganado el prestigio internacional. Es pues un mundo sumamente interesante tanto para los amantes del vino como de los espacios naturales singulares, ya que la sierra del Montsant en el centro de la comarca, está declarada parque natural.

Desde la Oficina de Turismo del Priorat se ha estructurado una oferta de bodegas visitables que incluye 14 bodegas de la DO Montsant y una treintena de la DOQ Priorat. Algunas son edificios históricos, otros incluyen centros de arte y muchos representan explotaciones familiares que se distinguen por la calidad de sus vinos. Mientras los adultos disfrutan de una completa visita a los viñedos y la bodega con una degustación de vinos, para los más pequeños se han preparado diversas actividades.

En esta zona no podemos dejar de visitar la Cartuja de Escaladei. Los monjes cartujos fueron los que hace más de ochocientos años introdujeron la vid en esta zona. Una vez finalizada la primera fase de consolidación de los restos, se pueden visitar los claustros, la iglesia y refectorio, así como una celda de los monjes reconstruida con todo detalle.