Ulldecona

Rutas relacionadas

Aunque parece que el olivo fue introducida en esta región por griegos, fenicios y romanos, no fue hasta principios del siglo XVIII que se dio un paso decisivo en su cultivo al iniciarse la colonización de la llanura de la Galera, transformando el terreno baldío en cultivos de olivo. Actualmente de las variedades morruda, sevillenca y farga se extrae un aceite de gran calidad avalado por la D.O. Baix Ebre-Montsià, bajo el paraguas de la cual se agrupan una docena de cooperativas. También, de los olivos milenarios -en Ulldecona hay más de 1500 ejemplares que sobrepasan los 1000 años de antigüedad- se extrae un aceite excepcional.

El casco antiguo de Ulldecona guarda un valioso patrimonio. En la plaza de la iglesia se levanta el monumental templo dedicado a san Lucas (sant Lluc), una construcción del gótico catalán (ss. XIV-XV) y en la misma plaza, la Casa de la Feligresa, obra de César Martinell, es un buen ejemplo del modernismo. Además, por sus calles encontraremos edificios barrocos y numerosas casas señoriales, mientras que en las afueras, elevado en una colina se levanta el castillo de Ulldecona. Fue construido sobre una fortaleza árabe, el año 1180, después de la conquista de Tortosa. Se conservan parte de las murallas que lo rodean, una torre cúbica que se puede ver desde lejos, una torre cilíndrica más pequeña y la iglesia dedicada a la Virgen de los Ángeles.