Valle de Alpbachtal

El valle de Alpbachtal es uno de los más hermosos de la región del Tirol. Esta ruta por carretera te permitirá descubrir unos paisajes de ensueño con impresionantes montañas con lagos cristalinos, verdes prados, pequeños pueblos con encanto y una buena gastronomía.

El pintoresco valle de Alpbachtal formado por un conjunto de pueblos Alpbach, Reith, Brixlegg, Rattenberg, Radfeld, Kramsach, Brandenberg y Breitenbach presume de ser una de las zonas turísticas más bellas del mundo. De camino a Alpbach, Rattenberg merece una parada, sobre todo en verano, ya que al edificarse durante el siglo XV en la base de una colina que la protegiera de los maleantes, en los meses de invierno apenas recibe los rayos del sol. Rattenberg es la ciudad más pequeña de Austria y cuenta con una atractiva zona peatonal con cierto aire mediterráneo. En Kramsach nos espera el Museum Tiroler Bauernhöfe (Museo al aire libre de Granjas del Tirol), que cuenta con más de catorce granjas originales que permiten ver de cerca una parte importante de la historia del Tirol.

Y Alpbach, el que se considera el pueblo más bonito del Tirol, ubicado en la vertiente soleada del valle, seduce al visitante con la belleza de sus casas de madera, su excelente gastronomía y su extensa oferta de excursiones por las montañas de su entorno. La torre de su iglesia sorprende por ser posiblemente la más afilada del país y las casas de madera que la rodean no se quedan atrás en belleza. Alpbach es apreciado también como zona de esquí, aunque su estación no es de las más grandes, y cuenta con numerosos caminos para pasear entre sus bosques en verano. Además, las rutas marcadas y seguras a través de los tres barrancos de Brandenburg y de Kundl - Brandenberg permiten vivir de cerca el apasionante mundo de la escalada.