Tren de Chocolate

El tren del chocolate, que circula entre Montreux y la fábrica de chocolate Maison Cailler de Nestlé en Broc, es una excursión imprescindible para los golosos y los amantes de los trenes. Un agradable recorrido que permite dejar el coche aparcado por un día y disfrutar grandes y pequeños de los tres grandes clichés del país de Heidi: ¡Trenes, queso y chocolates!

El recorrido parte de Montreux y va hasta la estación del pueblo medieval de Gruyères, origen del famoso queso homónimo. Allí se visita la quesería Maison du Gruyère, para aprender el proceso de elaboración de este afamado queso . Luego, un autocar nos traslada al casco antiguo para visitar el impresionante castillo que corona la ciudad. Posteriormente el viaje continúa hacia Broc, donde la fábrica de chocolate Maison du Cailler abre sus puertas para enseñarnos que el famoso chocolate suizo Cailler se elabora desde 1898 en esta fábrica. La experta Géraldine Marras-Müller tiene el oficio más dulce del mundo y en el Atelier du Chocolat introduce a los visitantes en el arte del atemperado, el concheado y el ganacheado. La fantasía y la realidad van de la mano mientras se explican las diferentes etapas de la fabricación de los chocolates en el transcurso de un interactivo recorrido audiovisual. Con la ayuda de cámaras, los visitantes tienen la posibilidad de seguir en tiempo real el procesamiento de los ingredientes básicos para su fabricación.

Desde Broc nos subimos de nuevo al tren que nos llevará de regreso a Montreux. El viaje en tren se realiza en primera clase, en los elegantes coches Pullmann de la Belle Époque del año 1915 o en modernos coches panorámicos. Requiere reserva anticipada. La excursión dura todo el día (9 horas).