Todtnau

Antes de llegar al pueblo de Todtnau, entre las aldeas Todtnauberg y Aftersteg, se encuentra la imponente cascada de Todtnau (Todtnauer Wasserfall), una de las cascadas naturales más altas de Alemania. Tiene un salto de 97 metros y cae en dos partes. Son de muy fácil acceso, a 500 metros del aparcamiento,siguiendo el sendero indicado.

Ya en el pueblo de Todtnau, que está a pocos kilómetros de allí, vale la pena realizar la subida en telesilla a la montaña para desde allí poder realizar la increíble bajada en el Hasenhorn Coaster, el tobogán más largo y emocionante de Alemania, con casi tres kilómetros de diversión y aire puro. Una especie cochecito que va por raíles y baja la montaña por un circuito en el que alcanza los 40 km/h, por curvas pronunciadas, olas salvajes y tres grandes bucles, que prometen un viaje lleno de sorpresas y mucha emoción. ¡Es divertidísimo!