Trendelburg

En Trendelburg, a tan sólo doce kilómetros del castillo de la Bella Durmiente de Sababurg, os espera otra divertida visita que hará las delicias de los niños: la Torre de Rapunzel. La reconoceréis enseguida porque de ella cuelga una larga trenza dorada.