Angoulême

Desde que en el año 1996 Angoulême organizó su primer festival de cómic, la presencia de los dibujos ha ido cobrando importancia en la ciudad. Las bellas obras de los mejores ilustradores franceses han salido del papel para plasmarse en paredes medianeras y fachadas confiriendo un ambiente de lo más artístico a sus casas y calles. Paseando por la ciudad descubriréis interesantes tesoros arquitectónicos mientras vais saltando de viñeta en viñeta. Un magnífico ejemplo de cómo el arte contemporáneo no solo no está reñido con el clásico, sino que muchas veces incluso lo realza.

La ciudad cuenta con un Centro Nacional del Cómic, una Escuela de la Imagen, un festival (que se celebra cada año en el mes de enero ), un museo y varios espacios expositivos dedicados al arte de la ilustración de historietas. Angoulême se puede definir como la capital francesa del cómic.