Brantôme

En Dordoña-Périgord encontraremos la más alta concentración de lo que en Francia catalogan oficialmente como Les Plus Beaux Villages de France (Los Pueblos Más Bonitos de Francia). Entre ellos destacan bellas joyas rurales como Brantôme, puerta del valle de Dronne. Un pueblo de fábula con abadía benedictina, conocido como la" Venecia del Périgord".

Brantôme es una preciosidad de pueblo con una curiosísima ubicación, pues está construido sobre una isla en un meandro del río Dronne en un marco natural incomparable. Tanto en el pueblecito en sí, que se recorre en un santiamén, como sus cercanos alrededores hay numerosas e interesantes visitas, rodeadas todas ellas de verde y fresca naturaleza. Hay quien dice que este es el pueblo más bello de la región (y esto es mucho decir)

Además de disfrutar de agradables paseos junto al río, durante la visita se pueden contemplar su gran abadía benedictina de Saint- Pierre, jardines y edificios de varios periodos históricos que abarcan desde tiempos prehistóricos hasta la época contemporánea.

Una divertida, amena y relajante forma de recorrer el paisaje que rodea Brantôme es alquilar una canoa para navegar por el río Dronne.

Un consejo: intenta visitar la población un viernes (o también el martes de mediados de junio a agosto) porque es cuando sus viejas calles se ven invadidas por uno de esos coloridos y aromáticos mercados tan característicos de Dordoña-Périgord.