Paraíso de las Marmotas

Desde Montreux, un tren cremallera sube, en menos de una hora, hasta la cima de Rochers-de-Naye (a 2.042 metros de altitud), donde los visitantes pueden disfrutar de una impresionante vista del lago, los Alpes saboyanos, de Vaud, el Valais y Berna. Aquí se encuentra el Paraíso de las Marmotas (Murmeltierparadies), donde tendremos ocasión de conocer a estos simpáticos animales procedentes de Asia, Europa y América del Norte en siete cercados distintos, que harán las delicias de los pequeños.

Gracias a la torre de observación, las marmotas juguetean con naturalidad y sin temor bajo la mirada de los curiosos visitantes. También es posible ver el interior de una madriguera verdadera; algo que, sin duda, entusiasmará a los más pequeños. Asimismo, se explica la vida cotidiana y la distribución de las marmotas en el mundo a través de una exposición y de diversos folletos.

Para los amantes de los grandes espacios y de las caminatas, el parque es el punto de partida ideal para hacer una relajante excursión por la montaña. Con el mismo tren cremallera se accede además a otras visitas interesantes, como el Jardín Botánico Alpino Rambertia, que cuenta con más de 800 plantas de montaña de todo el mundo.