Giovinazzo

El pueblo medieval de Giovinazzo (a 28 km de Bari), es un idílico pueblo de pescadores con un casco histórico de ensueño. Enclave de origen romano que floreció gracias al comercio con la República de Venecia. El elegante Arco de Trajano da la bienvenida a su centro histórico, donde se puede admirar algunos de los tesoros de la ciudad, el Palacio Ducal, las columnas de la Vía Traiana y la Catedral. La Fuente de Tritones domina la Piazza Vittorio Emanuele II, el centro de la vida de la ciudad junto con la Piazza Costantinopoli. Un paseo por su pequeño puerto permite además disfrutar de una maravillosa panorámica de su línea de mar fortificada, ver cómo trabajan los pescadores y saborear lo que pescan en algún restaurante.