Ostuni

El Valle de Itria nos regala una exuberante vegetación, y olivos de gran calidad, de los que se obtiene uno de los aceites de oliva más preciados. Este valle está sembrado de trulli y de poblaciones bellísimas como Locorotondo;, Martina Franca, donde se erige la basílica de San Martino, una joya del barroco; y la preciosa Ostuni, la Ciudad Blanca, que instalada sobre tres colinas y rodeada de olivos, posee un centro histórico, de calles laberínticas, plazoletas, patios y callejones que queda dominado por su hermosa catedral. A su centro histórico se llega desde la triangular plaza de la Libertad dominada por la estatua de San Oronzo.