Bressanone

La carretera que une Bolzano y Bressanone, situada en el corazón del valle del río Isarco, destaca especialmente por sus magníficas vistas y por ser una de las carreteras panorámicas más bellas de la región. La preciosa Bressanone, ciudad de edificios barrocos y aspecto tirolés, con su palacio episcopal y su ilustre historia, es la capital artística y cultural de Val Pusteria. Su centro histórico, verdadera joya de arte, comprende un notable patrimonio.

Para descubrir esta ciudad barroca del Tirol italiano, nada mejor que callejear partiendo de la Piazza del Duomo, su centro neurálgico. Las fachadas con frisos esculpidos y esgrafiados revelan el armonioso encuentro entre la cultura italiana y la alemana. Después de haber visitado obras arquitectónicas fundamentales como la catedral (Piazza del Duomo) y el magnífico palazzo renacentista, Palacio de los Príncipes Obispos, sede del interesante Museo Diocesano que incluye el Museo de lo Pesebres (presepi); resulta delicioso descansar en alguno de sus cafés y saborear la rica repostería tradicional.