Cortina d'Ampezzo

Cortina d’Ampezzo, la “ Reina de los Dolomitas”, situada en la región de Véneto, es una de las localidades de montaña más famosas del mundo, sede de las olimpíadas invernales de 1956. Ubicada en un valle glaciar con forma de media luna y rodeada de laderas boscosas, es innegablemente bella. Es el centro neurálgico del turismo invernal más exclusivo de los Dolomitas y punto de partida en verano de numerosas excursiones. Cortina d’Ampezzo ganó fama internacional en los años sesenta y setenta, cuando Henry Fonda y Elisabeth Taylor rodaron aquí Miércoles de ceniza.

Cortina es la puerta al Parque Natural de los Dolomitas de Sesto, donde destacan las Tres Cimas de Lavaredo, las más emblemáticas del macizo. Sus agujas se yerguen sobre un pedestal por encima de bosques de alerces y prados de lirios.

En sus calles se respiran las dos identidades, italiana y austriaca, que permanecen como señal de los cambios vividos por la ciudad a lo largo de su historia. Fue sede de los Juegos Olímpicos de invierno de 1956 y hoy se ha convertido en capital del turismo en la zona y en uno de los centros de esquí más importantes de Italia; de ello dan fe los innumerables teleféricos que proporcionan cómodo acceso a las cimas de sus alrededores y las galerías comerciales y establecimientos de lujo que se encuentran en su centro urbano. Cortina d’Ampezzo acoge más de más de un centenar de tiendas donde se puede encontrar lo mejor de la alta moda italiana, pero también obras de artesanía locales, de arte, joyas y antigüedades. En el centro, Corso Italia, es una de las calles italianas más famosas para hacer compras y se encuentra siempre llena de turistas atraídos por los escaparates, los cafés y los locales que la flanquean.

Los alrededores de Cortina d’Ampezzo son también apropiados para disfrutar del senderismo. Las excursiones más recomendables os las detallaremos en nuestra Guía de la Ruta que os entregaremos con la compra de la ruta.