Parc Natural dels Aiguamolls de l´Empordà

En las tranquilas aguas del golfo de Roses, entre los cabos de Creus y de Begur, en el noreste de Cataluña, confluyen dos ríos que desaguan en el mar. Entre la larga y ancha playa y los cultivos de la llanura del Empordà, las corrientes del Muga y el Fluvià se suavizan y se estancan en lagunas y marismas que conforman el Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà. En medio de un intenso desarrollo turístico, este espacio protegido constituye una de las principales zonas húmedas de Cataluña, un paraje singular con una excepcional riqueza ornitológica.

Con una extensión de 47 kilómetros cuadrados, esta zona protegida combina la presencia de campos de cultivo y poblaciones rurales con la mayor área de marismas en Cataluña después del delta del Ebro. Es una zona ideal para recorrer a pie o en bicicleta, pero sobre todo es un espacio perfecto para entrar en contacto con la naturaleza, ya que entre las cañas que crecen en las lagunas vive una densa comunidad de aves que se amplía en temporada de migración y que pueden observarse mejor desde varias cabañas escondite.