Parc Natural del Cap de Creus

El Parc Natural del Cap de Creus protege un área de 139 kilómetros cuadrados que se extiende hasta el Port de la Selva, un elegante pueblo de casas encaladas que destaca entre el azul de una pequeña cala y las verdes colinas arboladas de la sierra de Rodes. A solo ocho kilómetros en el interior de la sierra, después de unas cuantas curvas cerradas que remontan la montaña, llegamos al singular monasterio de Sant Pere de Rodes, un cenobio benedictino románico del siglo XI construido a la sombra de la montaña de la Verdera, de 670 metros de altura y que sigue coronada con las ruinas del castillo de San Salvador, que le daba protección y que proporciona ahora unas excelentes vistas que se pierden en el mar.

Aquí podrás disfrutar de sus pequeñas calas de aguas turquesas (y frías), recorrer los áridos paisajes del Cap de Creus o perderte entre la abigarrada vegetación de la sierra de l’Albera. Pero también podrás disfrutar de preciosos pueblos integrados en el paisaje como Cadaqués, el Port de la Selva o el monasterio de Sant Pere de Rodes, que te fascinarán.