Plaza e Iglesia de Sablon

En uno de los mejores barrios de Bruselas se esconde la pequeña Place du Petit Sablon, uno de los lugares con más encanto de la capital belga, obra del arquitecto Henri Beyaert (cuya obra serviría de inspiración años después para el célebre Victor Horta).

A escasos metros de la iglesia de Notre Dame du Sablon, se encuentra esta pequeña y recoleta plaza, que acoge el que para nosotros es uno de los jardines más bonitos del país. El parque está rodeado de una valla que adorna 48 estatuas de bronce. Cada una de ellas representa uno de los antiguos gremios medievales. Hay escultores, alfareros, cerveceros,… El interior del parque tiene parterres bien cuidados y otras esculturas. Además de muchos bancos que se llenan en cuanto sale un rayo del sol.

Pero sin duda el monumento destacado del Petit Sablon es la fuente dedicada a los condes de Egmont y Homes. Ambos encabezaron una revuelta contra España en el XVI. Se les ejecutó por ello en la Grand Place y desde entonces se convirtieron en símbolo por excelencia de la resistencia flamenca.