Freudenstadt

Fundada en 1599 por el duque Friedrich I de Württemberg, la localidad se ha convertido hoy en una verdadera obra de arte. Y es que la historia de este lugar está llena de guerras y bombardeos que diezmaron sin piedad casas, iglesias y monumentos. Reconstruida una y otra vez, las sucesivas obras dejaron, por lo menos, trofeos como su plaza del Mercado, que es hoy gracias a sus cinco hectáreas de superficie, la plaza del mercado más grande de Alemania. Tiene su origen en 1945, cuando se llevó a cabo una de sus múltiples reconstrucciones. En aquel entonces se decidió conservar la estructura cuadrada que dibujaban el trazado de las calles. Así, pérgolas e hileras de casas, arcadas y fuentes componen esta enorme superficie de 219 por 216 metros. El Ayuntamiento y la Casa de la ciudad con el Museo de Historia local, ambos posteriores a 1945, ponen el acento en los atractivos arquitectónicos. De Freudenstadt parte la Carretera Panorámica de la Selva Negra en dirección a Baden-Baden. La carretera turística más famosa de esta región, conocida localmente como Schwarzwaldhochstrasse, atraviesa en sus 65 kilómetros la alta cresta de la Selva Negra Norte y revela a su paso bellezas y curiosidades de un incomparable paisaje montañoso. A lo largo del camino podrás parar una y otra vez para disfrutar del paisaje y de las espectaculares vistas del valle del Rin y de los montes Vosgos. Aprovecha cada oportunidad para llenar tus pulmones con el aromático aire de la Selva Negra.