Bad Ischl

Los lugares que pertenecen a la denominada Ruta romántica por Austria tienen el común denominador del paisaje idílico y bucólico. Lagos inmensos y tranquilos que invitan al paseo se suceden por nuestra retina junto a palacios de cuento y residencias aristocráticas. Bellos lugares en los que el tiempo queda sostenido por una belleza atemporal.

A lo largo de nuestro camino los lugares que van a ir sucediéndose serán, en muchos casos, estampas familiares. Y no es porque hayamos estado ya alguna vez, sino porque se mantienen vivos en el imaginario colectivo pertenecientes a leyendas en unos casos, y en otros, porque las hemos visto en películas tan conocidas como Sonrisas y Lágrimas, protagonizada en su día por Julie Andrews.

Bad Ischl, situada a 55 kilómetros de Salzburgo, es una localidad termal que adquirió importancia en el siglo XIX cuando Francisco José I instaló allí su residencia veraniega, la Kaiservilla. Merece la pena recorrer aquí la Esplanade para admirar sus hermosos edificios.