Carretera Grossglockner Hochalpenstrasse

Una de las mejores maneras de conocer Austria es, sin duda, el coche. Sus hermosos caminos y carreteras invitan a un recorrido que permite examinar con detalle cada tramo de este país. Esto sucede con la Grossglockner, para algunos la ruta más bonita del país. La Grossglocknerstrasse es una carretera alpina que se retuerce siguiendo el trazado de la vía comercial que llevaba a Italia en la Edad Media. Su construcción se finalizó en el año 1935 gracias al esfuerzo de 3.000 hombres, y todavía hoy queda cerrada al tráfico durante todo el invierno a causa de la nieve. Con este itinerario podemos disfrutar con mayúsculas del placer de la conducción: cumbres con nieves perpetuas y carreteras que serpentean entre hermosos valles y pueblos que apuntan con sus campanarios al cielo son las estampas del recorrido que podemos comenzar en Werfen, que dista 156 kilómetros de Salzburgo. Este popular centro turístico que es Werfen está situado en medio de las cadenas montañosas de Hochkönig, Tennengebirge y Hagengebirge y está rodeado por una zona de maravillosas excursiones que nos muestran paisajes estremecedores. Estas excursiones nos transportan hasta paisajes inconmensurables, como el Parque Nacional de Hohe Tauern, pero también lugares tan especiales como las minas de sal de Hallein.