Castillo de Egeskov

El renacentista castillo de Egeskov se encuentra rodeado de un foso y es una de las fortalezas erigidas en una isla mejor conservadas de Europa. El complejo turístico incluye, además de la fortaleza, los jardines y diversos museos: de coches antiguos y aviones, de vehículos de bomberos y rescate de varias épocas de la empresa Falk, de motos antiguas y de muñecas antiguas. Al comprar la entrada se puede incluir o no la visita guiada al interior al castillo. La fortificación es mucho más bonita por fuera que por dentro, pero el suplemento por la visita guiada al interior tampoco es muy elevado. Los jardines que rodean el castillo merecen una visita por sí mismos. El parque está dividido en zonas, con más de quince jardines independientes, cada uno con una temática y una estructura diferentes. Está rodeado de torres de cobre y jardines renacentistas, barrocos, ingleses y rurales. Contiene el laberinto más grande del mundo, construido por el científico y poeta danés Piet Hein. En el parque hay una zona para comer, una especie de merendero, y también un restaurante y kioscos que venden perritos calientes y comida rápida.