Piran

Rutas relacionadas

Piran es una bonita población peatonal que se halla a orillas del mar. Durante la Edad Media llegó a ser conocida como la Hija de Venecia gracias a sus relaciones comerciales con la ciudad italiana y actualmente hay quien se refiere a ella como la Dubrovnik del Adriático Norte. Piran es una ciudad de especial valor. Se trata del monumento cultural urbano mejor conservado de la Istria eslovena y la ciudad más cercana al mundano Portorož. Hay que acercarse a ver y vivir la arquitectura de la ciudad, con el fuerte influjo, sobre todo, de la República de Venecia, que ha caracterizado también otras ciudades istrianas. Piran ha mantenido a lo largo del tiempo su trazado medieval de callejuelas estrechas y casas apretadas que se levantan escalonadas sobre la pendiente, el contacto con el mar, numerosas plazas y diez iglesias. El centro neurálgico de la ciudad es la plaza Tartini, una de las más hermosas de Eslovenia, que debe su nombre al famoso violinista Giuseppe Tartini, que dio a conocer el nombre de Piran al mundo y cuya estatua es el elemento principal de la plaza. Además de las murallas que rodean la ciudad, hay que destacar las vistas de la iglesia de San Jorge, patrono de la localidad, desde donde se extiende la vista a Piran y sus alrededores, que a través del mar llega incluso a las costas italiana y croata. La iglesia tiene un campanario, inspirado en el Campanile de la iglesia de San Marcos de Venecia, al que se puede subir para hacer las mejores fotos de Piran.