Playas Costa de La Luz

Rutas relacionadas

Conil de la Frontera es un típico pueblo de pescadores de antigua tradición marinera, con catorce kilómetros de playas de finas y cálidas arenas y aguas cristalinas. Es uno de los enclaves más turísticos de la costa. El municipio cuenta con playas extensas —Bateles, Fontanilla, Fuente del Gallo y el Puntalejo— y calas pequeñas, bordeadas de acantilados, como las de Quinto y Camacho, Cala del Aceite y Poniente. El pueblo, bonito y animado, destaca por la torre de Guzmán el Bueno y la iglesia de Santa Catalina. El trazado árabe de su centro es uno de los elementos más característicos de este pueblo blanco dedicado a la alfarería desde hace siglos. Guarda restos de las antiguas murallas y los torreones que la custodiaban. El litoral se hace llamativo por la ausencia de construcciones en sus costas. Determinados acontecimientos históricos han sido los que han propiciado su conservación en estado virgen, proporcionando al que lo contempla una extraña sensación de paisaje singular. Zahara de los Atunes, perteneciente al término municipal de Barbate, constituye uno de los enclaves costeros gaditanos más populares, con magníficas instalaciones hoteleras y playas paradisíacas. Es célebre su antigua almadraba para la pesca de atunes, cuya tradición se remonta a la época fenicia. El término municipal de Zahara se alarga hasta el cabo de Plata, idóneo para la práctica de la vela. En cuanto a las playas, sobresale la de Caños de Meca, extensa franja de fina y dorada arena ambientada por la tarde con música chill-out. En un extremo se halla la playa de Hierbabuena, recomendable para el buceo y con vistas al Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate.