San Miguel de Lillo

Rutas relacionadas

A sólo cinco kilómetros del centro de Oviedo se halla el monte Naranco (se puede subir a pie desde la ciudad) y en él dos de las joyas del prerrománico asturiano, un arte arquitectónico que tomó forma a mediados del siglo VIII. Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, muy cerca una de la otra, pertenecen al conjunto de monumentos asturianos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De San Miguel de Lillo hoy sólo queda la tercera parte de la construcción original, erigida hacia el año 848. Diversos estudios apuntan a que el edificio original constaba de tres naves separadas mediante columnas. Destaca la originalidad de su decoración escultórica con animales, figuras humanas, elementos geométricos y las escenas de circo talladas en las jambas de la puerta de entrada.