Aranda de Duero

Aranda de Duero, con más de 32.000 habitantes que viven a la orilla del río Duero, es la mayor de las poblaciones de la Denominación de Origen Ribera del Duero en la provincia de Burgos. Ciudad de negocios e industrial, no ha perdido el encanto de otras épocas en su casco histórico. Aranda de Duero se asienta sobre un subsuelo minado por antiguas e históricas bodegas. Un atento recorrido por su recinto urbano nos descubrirá algunos palacios y casonas que sobreviven al gran desarrollo experimentado por la villa. Destacan entres su monumentos la iglesia de Santa María, con bellísima portada retablo atribuida a Simón de Colonia, que guarda en su interior la capilla de los Salazar, la escalera del coro del siglo XVI, el púlpito, también del siglo XVI, y el magnífico retablo mayor renacentista. En la elegante iglesia de San Juan, gótica y que alberga en su interior el Museo de Arte Sacro, destaca la capilla de las Calderonas. Otras construcciones de interés son el palacio de los Berdugo, del siglo XV, el Humilladero, del siglo XVI, el puente medieval de las Tenerías, que ofrece una bella panorámica sobre el Duero, y el santuario de la Virgen de las Viñas. En la plaza Mayor se encuentra el CIAVIN, Centro de Interpretación de la Arquitectura del Vino, donde podrás ampliar tus conocimientos sobre el mundo del vino. No te olvides de pasear por la orilla del Duero y adentrarte en la Edad Media bajando a conocer las bodegas subterráneas medievales que hay excavadas bajo las casas del casco histórico.